Tres sensaciones que se desprenden de la música

29 11 2009

En este momento estoy en un concierto, deleitándome con esta orquesta sinfónica, bajo una gran iluminación llena de armonía que percibo desde lo alto de un balcón: rodeada de elegante gente distinguida. La cual siento que así como yo, disfruta de esta armonía instrumental. Lo que para mí es un arte. Me siento transportada en una persona fina y sofisticada, aún desconociendo lo que es una orquesta.

Visualizo a una chico de edad mediana con su guitarra al atardecer. Acompañando su melodía rodeado de un sin fin de árboles casi desiertos sin hojas. Es otoño, sentado meditando en su melodía cercado de copas de árboles. Invitando a cualquiera en ese momento a ver la vida sin fijarse en el tiempo ni en el momento. Simplemente cantándole a la vida pacíficamente con una sonrisa en los labios.

Veo una mujer elegante vestida de cola envuelta de seda de color negro, con una expresión en su rostro de firmeza y gran convicción hacia su propia vida y sus experiencias. Como aferrándose a sus recuerdos llenos de alegría y nostalgia a la vez. Pero al fin propios de una dama con júbilo llena de amor.

Irma Saldaña S.

Anuncios




Rostro ausente, alma presente

29 11 2009

Brígida tiene una expresión en el rostro de ausencia vespertina; porque ha tenido que renunciar pasajeramente a lo más bello que puede tener un rostro, “la sonrisa amigable” y compartida que la caracteriza siempre. Sus ojos aunque chiquitos se han tenido que apagar un poco; pues el brillo que ayer destellaba como dos luceros se ha ausentado también temporalmente. La luz tenue de su piel junto con su sonrisa ha dejado huella hiriente en su semblante. Los gestos armoniosos de sus cejas, sus ojos, su nariz y su boca se han ausentado al atardecer y se han perdido por ahí en el bosque para disfrutar, más allá del bullicio citadino, toda la esencia de la bella Naturaleza. Para así regresar nuevamente impregnada de su perfume y su esencia virtual y resplandeciente. Para que nunca más tenga que ausentarse esa expresión tan maravillosa como lo es la bella sonrisa que imparte y complementa la felicidad.

 

 

Irma Saldaña S.





Sueños

23 11 2009

Soñaba aún en el vientre de mi madre; soñaba que latía en su ser. Soñaba por primera vez la luz del mundo; Y una vez que desperté a la vida, supe que despertaba de un bello sueño maternal el cual me calentaba en su regazo. Y aún seguía soñando por lo que esperaba de la vida. Sin saber que la misma vida era eso, “Un sueño lleno de sorpresas”. Las cuales vamos descubriendo poco a poco con Sabiduría. Para entender ese sueño de vida que nos es brindado por una mano amiga y poderosa llamada Dios para disfrutarla; recorriendo así el velo misterioso de este sueño mágico de vida. Que cuando culmine y valoremos en todas sus manifestaciones este regalo maravilloso de amor lleno de sueños que nos ha tocado vivir en este tiempo por ser parte del mismo universo. No dejemos de soñar jamás.

Irma Saldaña S.





Luciana

22 11 2009

Ayer recibí tus quejas de amor

fue en forma formal y personal que me las

presentaste

ya que en mi confusión de

tanto trajinar

no las llegué a comprender

cuando en una conversación

y como al pasar, me comentaste

tus celos

 

Más de un año tardaste

en hacerme llegar, el decir

de tus celos.

 

Qué tonto que fui en no

comprender, que tu amor

maternal había nacido

a través de Joel y Bautista.

 

Qué tonto que fui, cuando no

te incluí entre las mujeres de

mi casa. Tu saber de mujer

me sabrá comprender.

 

Hoy quiero gritar a los

cuatro vientos, para que

el mundo entero se entere,

que sos la mujer de mi casa

que faltaba y no encontraba.

Devoto, 13 de noviembre de 2009

JorgeCa





Preguntas

9 11 2009

¿Qué acumular, de qué despojarse?

¿Qué nos lleva a actuar de esta manera equivocada como para estar en este lugar?

¿La idea de Dios es tratar de explicar lo que no tiene explicación?

¿Qué es lo que pudo haber sido y no fue?

¿Por qué todos los días son diferentes?

¿Qué es el yo?

¿Por qué tantas preguntas vienen a mí, y no sé cuál es la primera?

¿Si existe una primera, difícil sería más encontrar la última?

Para encontrar la primera, ¿no sería lógico buscarla en sentido inverso a ese orden cronológico?

 Si toda pregunta nace de un interés o curiosidad sobre algo, ¿ese algo contiene todas las preguntas?

 ¿Por qué me cuesta tanto expresar en forma oral lo que tengo en mi mente?

 ¿Por qué el elefante muere en el cementerio de elefantes?

 ¿Por qué me creo abandonado de la mano de Dios?

 ¿Fui tan incorrecto para terminar así?

 ¿Adónde mueren los pájaros?

 ¿Habrá un cementerio que desconocemos?

¿Irán al cielo en cuerpo y alma?

¿Alguien los toma en el último instante de su vida?





Preguntas

9 11 2009

¿Cómo se cocina? En realidad hay tantas cosas para decir sobre esto. Mirá qué cosa curiosa, antes no existían cocinas a gas, todo se hacía a leña, qué sabor diferente, cualquier comida que se prepare, arroz con pollo hasta un locro o un puchero. Es algo que no se puede comparar hablando de sabor.

Mario





Recuerdos

9 11 2009

Son las 15:25 horas

de esta tarde

soledad de octubre

 

Fluyen los recuerdos

como borbotones

incontrolables

 

El torrente

de la vida

pasa presuroso.

 

Muchos recuerdos

quieren ser primeros,

otros pujan por desalojarlos.

 

Pero dos son los que quedan.

La primera vez que toqué tu mano

y la primera vez que clavaste tu mirada en la mía.

 

Tu mano llena del chocolate

del alfajor que se había

derretido en el bolsillo de tu anorak.

 

Tus ojos castaños buscaron

los míos, me miraste fijamente.

No tuve respuestas a esa mirada.

 

Me miraste fijamente.

Tus ojos castaños buscaron los míos.

No tuve respuesta a esa mirada.

 

Sé que algo buscabas,

no sé qué buscabas.

No tengo respuestas.

 

Tu risa nerviosa

cuando tomé tu mano

llena de chocolate.

 

Buscabas una respuesta

a mi actitud inocente

de querer limpiar tu mano.

 

Tu mano en mi mano

tu mirada en le mía.

No tengo respuestas.

 

 

 

 

 

 

JorgeCa45

Devoto, 19/10/09