El tren de la Vida

1 12 2009

Una estación común esperando sobre sus viejos rieles y ausentes que aparezca alguien que quisiera viajar al vaivén de su tren que vaya al Sur o hacia el Norte. O al cabo; no se puede decir con precisión hacia dónde ha de conducir a ese supuesto fantasma viajero que quisiera abandonarse o deleitarse con el ir y venir sobre sus rieles. Ya que también se preguntaría dicho viajero hacia dónde he de viajar esta vez con este pesado equipaje de mi vida. Si ahora estoy aquí y mañana no sabría decir adónde estaré. Ya que ahora late mi corazón. Respiro nuevamente y sonrío o lloro y el mañana es incierto y no sé a dónde estaré. Pues el ayer es como el humo que veo y huelo en el tren que viajo de mi vida ahora, y el mañana no existe para mí.

 

Irama Saldaña S

Anuncios

Acciones

Information

One response

6 12 2009
debo

el tren… el tren de la vida. un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: