Vecinos

1 06 2009




Pelota, seguí rodando

1 06 2009

imagen_01

Apareció, rodando por el retén. Lento, con su aplomo, sus canas atadas y la sonrisa cómplice del compinche y rebelde amigo
incondicional del Pabellón 9.
Su estado precario de salud preocupó a la mayoría. Primero,por su persona y, después, por la suerte echada de una morigerada
que nos lo va a hacer perder para siempre.
Es él, el compinche de chanzas, el rebelde con causa. Todos en su ausencia notaban que la voz de la punta no se escuchaba
un día, dos, después tres. Y la pregunta de todos: ¿lo habrá logrado?
El aprecio ganado por él nos hizo sentir, más allá de todo, preocupación.
La sinceridad es su principio, la lealtad su amiga. El sigue todos los códigos carcelarios, y los que no, los inventa.
La preocupación por el que no tiene lo transforma. La desigualdad lo excita. El es así. Es Pelota. Pica, aparece, se cuelga y
se reparte con todos. Pelota, no te detengas, seguí rodando por todos nosotros.